La invención de Alfredo Moser que está iluminado el mundo

Un día de 2002, el brasileño Alfredo Moser estaba en su taller de mecánica, cuando de repente descubrió que con una botella de plástico con agua y cloro se podía iluminar una casa durante el día.

¿Cómo funciona? Bien sencillo. Estas lámparas funcionan por refracción solar,utilizando el cloro para evitar que el agua se ponga verde para moho o algas. Además, no emiten ningún tipo de CO2 y se pueden fabricar con botellas recicladas. La luz que emiten las botellas puede llegar a alcanzar de 40 a 60 vatios,dependiendo de la cantidad de Sol durante el día.

El ’’ Método Moser ’’ podría estar instalado a más de 140.000 hogares y en 15 países como India, Bangaldesh, Tanzania o Argentina, beneficiando a la población de escasos recursos.

Moser sigue viviendo de manera sencilla a pesar de haber cambiado la vida de muchas personas… Como por ejemplo la de un hombre que instalar estas lámparas y en un mes había ahorrado suficiente para pagar las cosas esenciales para su hijo que estaba a punto de nacer.

¿Cómo fabricar una lámpara Moser en 10 pasos?

1. Escoja cuál sería la parte de la casa en la que se necesite una fuente de luz.

2. Identificar las partes vulnerables de la estructura, donde hacer un agujero podría causar problemas estructurales. Así pues, evalúe primero el espacio y busque el adecuado.

3. Tome una botella de plástico de 2 litros, retire la etiqueta y lavar meticulosamente tanto el interior como el exterior. Guarde las tapas.

4. Consigue agua de estilada y lejía o cloro y también sellador industrial (o resina), ya que deberá pegarse la botella a una hoja de metal.

5. Medir la circunferencia de la botella y pase las medidas en el techo. Cortar el agujero en el techo utilizando una sierra.

6. Transfiera el círculo a una pieza de metal.

7. Cortar el círculo y compruebe que la botella entre ajustada dentro de la hoja de metal.

8. Llene la botella casi por completo de agua destilada y terminar de llenarla con el cloro, aproximadamente unas 3 cucharadas. Deje que el cloro se mezcle con el agua de estilada sin agitar la botella.

9. Introduzca la botella a la hoja metálica y colocar el sellador alrededor de la botella. Asegúrese de poner una buena cantidad para evitar que la lluvia entre por el agujero.

10. A ser posible, para pegarla en el techo, colocar el sellador entre la hoja metálica y el techo.

Un consejo: Tenga en cuenta que tendrá que agregar más agua y cloro una vez al mes, ya que los condiciones atmosféricas pueden evaporar el líquido.

Iniciativas como esta, simple y económico, son las que contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas.